09Feb

Mochila para la aventura

Uno de los problemas que nos podemos encontrar a la hora de emprender un viaje en el que este incluido el senderismo es el de no elegir la mochila mas adecuada para poder transportar todo lo necesario mientras estemos fuera de casa.

Una de las cosas a tener en cuenta es la capacidad de esta mochila, no es lo mismo ir de senderismo un día en lo que solo vas a necesitar agua y comida a tener que estar varios días donde vas a necesitar utensilios para preparar la comida, herramientas y el transporte de una caseta campaña.

El tamaño de la mochila puede variar entre los 25 litros a los 60 litros dependiendo de la duración del viaje.

Aislamiento de la mochila al agua

Cómo es posible que realizando la ruta elegida el tiempo empeore y nos topemos con días lluviosos es conveniente que la mochila elegida tenga una buena impermeabilidad, ya que de ella depende que nuestras pertenencias siempre estén secas.

Cinturones de la mochila

La mochila que que en su transporte va apoyada en la espalda puede llegar a producirnos alguna que otra lesión si esta no va bien sujeta, por eso hay que elegir mochilas donde las correas que la sujetan a nuestro cuerpo sean los mas anchas posible y que además se pueda sujetar a la cintura y el contacto de la mochila con la espalda debe de ser cómodo y blando y que una vez colocada sobre nuestra espalda esta la mantenga recta.

Fortaleza de la mochila

La mochila durante su viaje va a recibir por parte de quien la transporta buenos cuidados, pero eso no quita de que pueda recibir algún que otro golpe además de los roces con la vegetación y rocas, por eso deberemos tener en cuenta el material del que esté realizada la mochila, que debe de ser fuerte pero a la vez que pese poco, ya tenemos bastante con el peso que le metemos dentro, el nylon es uno de estos materiales pero también se utiliza el poliester.

La mochila no se fabrican de una sola pieza como todos sabemos hay que coser las diferentes piezas de las que se compone la mochila, por eso los fabricantes tienen en cuenta que puedan resistir lo mismo que el material del que está hecha la mochila.